viernes, 10 de abril de 2009

Un triunfo y nada más

Aldosivi 1 (Diego Martínez)
All Boys 0

LA CLAVE: La iniciativa mostrada por el Tiburón desde el arranque mismo, que le sirvió para sacar la ventaja que, a la postre, le sería definitiva.

QUE HICIERON
Aldosivi: Rebottaro cambió el esquema que venía utilizando en los últimos partidos. Dejó de lado el 4-3-3 y pasó al 4-4-2. Se mostró firme desde el inicio, con Roselli y Erviti como estandartes. Avisó un par de veces hasta que Diego Martínez puso el 1-0. De ahí en más se fue quedando de a poco, abandonó ese protagonismo asumido desde el vamos y se fue transformando en un equipo sin alma. Ni siquiera las expulsiones de la visita lo hicieron reaccionar, y más allá de un par de contras mal resueltas, terminó dejando una imagen tan pálida que ni con todo a favor mereció llevarse el triunfo.

All Boys: Por actitud y entrega debió haber ganado. No salió a meterse atrás y contestó los golpes iniciales del local. A base de centros de acercó al arco de Pablo Campodónico, pero no fue lo suficientemente punzante como para vencerlo. Siguió buscando pese al 0-1, aunque las expulsiones (ambas discutibles) lo dejaron al borde del KO. Lejos de amilanarse, fue a buscar el empate con decisión, y aunque dejó muchos espacios atrás (lo lógico por las circunstancias) puso a su rival contra las cuerdas hasta el final.

EL PANTALLAZO
Casi 8.000 hinchas del Tiburón. Las dos derrotas calaron hondo en el ánimo de la gente, aunque no se puede soslayar que la concurrencia es más que pobre para un equipo que está en zona de ascenso directo. Muy buen colorido como siempre, con gran cantidad de banderas de palo. Mucho aliento en el ST, para levantar la moral de un equipo que parecía no dar respuestas pese a tener todo servido. Muy buena despedida.

Por ¨Diario La Capital¨