martes, 14 de abril de 2009

Armenio dejó malherido a San Telmo

Armenio 3 (De la Vega, Pelanda p y Gómez)
San Telmo 1 (Seevald)

LA CLAVE: San Telmo lució muy pasivo en el campo de juego y dio una clara lección de como dilapidar una ventaja rápida.

QUE HICIERON: Armenio: Propuso jugar y abrir la cancha, pero sin precisión en los metros finales o en los cambios de frente. Encontró el empate en el adicional del PT, cosa que lo predispuso bien para el complemento. Allí se enchufaron Coria manejando los hilos, y Víctor Gómez como variable de ataque. Atrás tuvo una buena tarde de Néstor Fernández y sus compañeros de zaga, cuando entendieron que el partido obligaba a ser rústicos, lo complementaron bien. San Telmo: Se quedó dormido en los laureles del 1 a 0. Sever estuvo más pendiente de discutir fallos que jugar. Daolio fue intermitente y Sergio Rodríguez solo se hizo notar cuando los auxiliares levantaron el cartel del 9 para sacarlo. Atrás pagó dos malas salidas de su arquero que costaron un gol, el del empate, y un penal, el del 2 a 1. Anímicamente puede ser un golpe letal. Además se queda sin Francés, por 5 amarillas, y Seevald expulsado.

El Pantallazo: La platea está cerrada porque están haciendo en su entrepiso la nueva concentración de Armenio. Así que ahi solo hubo prensa y dirigentes. En la tribuna ex visitante, 116 personas. Casi todas las del ala izquierda, o sea la mitad, eran de San Telmo y recibieron con aplausos a su equipo, hasta con mejor recibimiento que los armenios. Sorpresivo poco colorido local, una sola bandera ¨Palermo es de Armenio¨ y dos banderitas de palo que trajo la reducida barra local (10). Ese grupito alentó con temas clásicos como ¨Soy de los armenios si señor, qué loco soy...¨, y un repertorio donde el lugar común era cargadas a San Miguel. Buena despedida local, mientras que los visitantes mientras iban a buscar sus autos se acordaban de Barraza. En platea un solitario Nakis dirigía el equipo en sintonía con Smaldone. La noticia económica de la tarde. El choripán se estaba vendiendo a ¡¡¡7 pesos!!!. Eso sí, con una Coca costaba ¨solamente¨ 10. Se ve que el Indec no pasó por Maschwitz.

Informe: Sebastián Crosta.